Atarraya Caribe 14 Salón Regional de Artistas


Proyecto de investigación en arte contemporáneo del Caribe colombiano para el Ministerio de Cultura .

“El pescador habla con la luna, habla con la playa, no tiene fortuna solo su atarraya”

El pescador – José Barros.

Definir el Caribe a través de su producción no es tarea fácil, se necesita conocer el territorio, sus diferencias culturales, es partir desde la alta Guajira hasta el Urabá y su frontera con Panamá y desde la orilla del mar surcar la Sierra Nevada y adentrarse en el Caribe profundo, aquel que remplaza el mar por el río. Es necesario conversar con su gente, tan diversa como su geografía, tan creativa como sus fiestas, para entender las diferencias que hay entre un vallenato y un sabanero, entre un pescador y un artesano, entre un Wayuu y un Tule.  El Caribe es afinidad y contraste, es un punto de encuentro donde confluyen personas provenientes de múltiples culturas, desde los nativos americanos hasta los extranjeros provenientes de Europa y Asia, que encontraron en este paisaje tierra firme para soñar y sembrar sus raíces desde hace más de tres generaciones.

LinaPajaros_500.

El Caribe colombiano cuenta dentro de sí mismo con trayectos de más de ocho horas entre sus ciudades principales, configura una región de gran tamaño, de geografía fácil en sus sabanas y complejas en su sierras y serranías, abruptas en su encuentro con el mar y paradisíaca en sus playas. Contrastes naturales que sumados al clima y la procedencia de sus habitantes, alberga diversas culturas y manifestaciones que conforman un patrimonio rico y variado.

Podemos hablar de un Caribe urbano afincado en sus ciudades y representado por esa cultura citadina llena de un sincretismo de nativos, inmigrantes y colonos que se establecieron en las ciudades emergentes del siglo XIX, configurando un circuito de capitales urbanas entre los departamentos y que se convierten en el eje de la economía local y el flujo de personas y bienes. Un Caribe rural también está presente a través de una cultura local que se ha mantenido en sus costumbres y tradiciones, que ha definido unas maneras de hablar y de vivir y que se ve reflejado en sus ritos cotidianos, pero que cada vez están más influenciados por la transculturación y la permeabilidad de otras culturas presentes en el territorio, ya sea por la migración o la penetración de los medios de comunicación.

El proyecto expositivo Atarraya 14 Salón Regional de Artistas, alude a la noción de red, de conectividad, de interrelación, de intercepción y de punto de encuentro; se plantea como un espacio múltiple donde confluyen varias miradas y manifestaciones artísticas, partiendo desde el concepto de que es posible visibilizar múltiples caribes y que el Caribe es un espacio de creación heterogéneo, entendiendo este término como aquello que está compuesto de partes de distintas naturalezas; por tanto, la presente curaduría ha indagado las conexiones o puntos in between entre los artistas y creadores de la región Caribe, buscando una interconexión entre estos procesos que muchas veces son comunes entre ellos y en otras donde no lo son, pretende proponer varios elementos buscando encontrar aspectos importantes que se anuden respetando el principio de que no son idénticos, tejiendo la metáfora de la Atarraya alrededor de 3 ejes de exhibición, buscando orientar la visualización de diversas situaciones que generan conexiones-relaciones entre sí.

SalaDib_GtaLecheEl Caribe como una historia común, donde los procesos artísticos y socioculturales confluyen en una mirada que configura la “ciudad Caribe”, definiéndola como una esfera de acopio mutuo, que define y redefine la condición del “ser caribeño”, señalando esta condición como el punto de encuentro, ese que difumina límites geográficos, políticos, tecnológicos y nos inserta en un punto, aquí podemos enmarcar el trabajo de los artistas Osby Cujia (1972), Omar Mizar (1950), Mauricio Zequeda (1972), Ronald Prado (1983), José Luis Quessep (1947), Viviana Covelli (1981), Eduardo Fuentes (1973), Lina Marcela Espinoza (1981), el Colectivo Aguante (2010), Yussy Pupo (1987) y Rafael Gómezbarros (1974).

El Caribe como una identidad individual, desde su diversa geografía se puede entender como ese espacio que es mar, litoral, área continental, área insular, además de enriquecerse por las historias y vivencias que se tejen alrededor del río, siendo ante todo un espacio de encuentros y de interconexiones no solo entre personas, sino entre discursos y comportamientos culturales que han enriquecido el ser Caribe; pero en estas multiplicidades de lenguajes se construyen discursos a nivel individual a través de las experiencias y las relaciones con el otro, de esta forma se pueden observar ciertas realidades que parten de esa experiencia sensible individual de los artistas con su geografía y con los aconteceres culturales, las cuales generan lenguajes muy personales que cuentan historias propias de un lugar, pero que a su vez pueden anudarse con otras realidades individuales y son estas conexiones las que nos permiten hablar de un ser Caribe. Obras como las del Colectivo Agua fuerte (2010), Eduardo Butrón (1963), Esteban Torres (1987) y Manuel Páez – Bocese (1974) se enmarcan en este concepto.

El Caribe como una conexión entre lo global y lo local, definido como un lugar interconectado entre sí y con su alrededor donde los discursos mantienen en contacto a la región con una cotidianidad simultanea y particular, pero no aislada de los escenarios globales que se ven reflejados en la obra de John Quintero (1971) Colectivo En construcción (2011), Colectivo Octavo Plástico (2011), Milagros Rodríguez – Mila (1985) y José Olano (1985).

Atarraya hace un recorrido por el Caribe a través de sus artistas y presenta una instantánea del acontecer plástico donde alcanzamos a vislumbrar visiones y expresiones de nuestra identidad, de lo que nos define como caribeños y los conceptos que del contexto salen y afectan la producción de artistas y creadores en la región.

Grupo Curatorial Atarraya

Javier Mejia (Director), Edwin Jimeno, Jaider Orsini y Stefannia Doria.

Producción: Jairo Cáceres

Coordinación: Susana Bacca Cure

Fotografías:  Ministerio de Cultura.

14 Salones Regionales de Artistas exposición presentada en Santa Marta, Centro Cultural Gota de Leche y Valledupar, Biblioteca Rafael Carrillo Luquéz de julio a noviembre del 2012. Un proyecto del Ministerio de Cultura de Colombia y la Fundación Arteria con el apoyo de la Red Artistas del Caribe.

Ver: Sitio web de la Red de Artistas del Carbe